•  
    30 días para decidirte
    Recibe tus joyas y júzgalas por ti mismo/a
  •  
    Envío muy económico
    Los más económicos: sólo 1€
  •  
    Compra más
    Envío gratis para compras de más de 20€
  •  
    Atención al cliente
    Siempre a tu disposición vía e-mail

47 artículo(s)

por página

47 artículo(s)

por página

  • Devolución hasta 30 días
    Recibe tus joyas y juzga por ti mismo/a
  • Trustpilot
    Más de 600 recomendaciones positivas ().
  • Atención al cliente
    Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros.

Barras para la nariz

Una barra para la nariz una es una joya muy simple y muy utilizada para los piercings en la nariz. Todas las joyas tienen sus pros y sus contras en comparación con otras joyas, pero al mismo tiempo, cada persona experimenta una sensación diferente al llevarlas. Los que prefieren usar una barra para la nariz, ante, por ejemplo, un tornillo para la nariz o un aro, defienden que las barras son muy fáciles de colocar y sacar. Una barra para la nariz, como su nombre indica, es una pieza sin ninguna curvatura u otro mecanismo de cierre complicado que se inserta en la perforación.

Ventajas de las barras para la nariz

Hay muchas personas que usan exclusivamente barras para sus piercings en la nariz, precisamente porque son muy fáciles de utilizar. Para ellas, el tener que enroscar los tornillos para ponerlos en su lugar es un proceso molesto, por lo que las barras para la nariz son una respuesta fácil y simple a este problema. Para colocar las barras simplemente es necesario introducir la joya por dentro de la nariz y hacer que la barra salga para poder enroscar la bola, de modo que funciona como tope. No sólo eso, sino que también permite que la bola quede en su lugar cuando por ejemplo haya un golpe brusco o tengas que sonarte la nariz.

Otra de las ventajas de usar las barras para la nariz es que las personas que las llevan aseguran que no sienten ningún cuerpo extraño dentro de sus fosas nasales. Los tornillos quedan sujetos a la parte interna del ala de la nariz, y por eso algunas personas no se llegan a acostumbrar, porque creen que es demasiado molesto. Para otras personas es sólo una cuestión de acostumbrarse, mientras otras no logran nunca acostumbrarse del todo, y por eso prefieren usar las barras.

Con las barras da la sensación de que no hay nada en la nariz. La barra simplemente pasa por la perforación, y como mucho puede quedar en contacto con el lado de la fosa nasal. La parte más ancha al final de la barra quedará "en el aire" dentro de la nariz, en vez de quedar en contacto con la aleta de la nariz, como en el caso del tornillo para la nariz.

Por último, pero no menos importante, también hay personas que defienden la comodidad de las barras para la nariz porque tienen una menor tendencia a atraer la suciedad de dentro de la nariz, precisamente porque es difícil que la suciedad quede sujeta a la barra, que está colgando en medio del orificio nasal.

Cómo elegir la barra para la nariz adecuada

Si te gusta cambiar de joyas a menudo, incluso a diario, las joyas para la nariz son una opción muy adecuada para ti. Son tan simples de colocar y de sacar, que simplemente puedes incorporar el cambiar de joya a tu rutina cada mañana, sin que tengas que destinar demasiado tiempo para ello. Además las barras para la nariz son en general un poco más económicas que los tornillos.

Lo siguiente es preguntarte cómo crees que te sentirás al colocarte una barra, después de haber leído toda la información de sobre las barras para la nariz. Pero si tienes dudas, quizá sea buena idea hacerte con una barra y un tornillo, de manera que puedas experimentar por ti mismo/a qué joya es más cómoda para ti, antes de que decidas totalmente si prefieres la una o la otra.