•  
    30 días para decidirte
    Recibe tus joyas y júzgalas por ti mismo/a
  •  
    Envío muy económico
    Los más económicos: sólo 1€
  •  
    Compra más
    Envío gratis para compras de más de 20€
  •  
    Atención al cliente
    Siempre a tu disposición vía e-mail
Argollas

Argollas para tus piercings

Encuéntralas en distintos colores y tamaños

47 artículo(s)

por página

47 artículo(s)

por página

  • Devolución hasta 30 días
    Recibe tus joyas y juzga por ti mismo/a
  • Trustpilot
    Más de 600 recomendaciones positivas ().
  • Atención al cliente
    Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros.

Aros para el piercing en la nariz

Los aros para la nariz son joyas muy populares, y pueden conseguirse en muchísimos colores y diseños. Mucha gente tiene su piercing en la parte cartilaginosa del lado de la nariz, llamada el ala de la naritz, pero también existe la posibilidad de tener un piercing en sel septum, el cual es la parte que divide las fosas nasales. Un aro para la nariz puede tener diversas formas, y todas ellas pueden usarse por diferentes motivos en el piercing en el ala de la nariz. Sin embargo, para el piercing en el septum algunos diseños son más prácticos que otros. Generalmente lo más práctico es usar un aro completo en el piercing en el septum, ya que está completamente cerrado. Pueden ser aros sin fin, argollas o aros simples con diferentes diseños.

Materiales para los aros en la nariz

Los aros para la nariz se hacen en muchos materiales distintos, pero nosotros solamente recomendamos usar titanio, acero quirúrgico u oro para tu piercing en la nariz. Si te atienes a nuestras recomendaciones no tendrás grandes problemas con tu piercing en la nariz. Sobretodo, debes evitar usar plata en tu piercing en la nariz. La plata tiene el gran inconveniente de que destiñe la piel que está en contacto directo con la joya, como habrás comprobado con otro tipo de joyería, como con collares o anillos. Por eso, si tu joya de la nariz es de plata, te sucederá exactamente lo mismo: te quedará una marca opaca en tu nariz. Además, la proporción de níquel en la plata es mucho mayor que en otros materiales, y esto ya debería ser motivo suficiente para que te abstuvieras de usarla en tus perforaciones.

Si tienes alergia al níquel, sin ninguna duda deberías elegir un aro para la nariz de titanio, que además de ser un material extraordinariamente limpio y resistente, también es libre de níquel. En general el titanio es el material más puro que se pueda usar en los piercings, pero también es un poco más caro que, por ejemplo, el acero quirúrgico. Pese a todo, no hay nada malo en usar acero quirúrgico para tu piercing en la nariz, el acero quirúrgico es un estupendo material para usar en tus piercings y de hecho es uno de los más comúnmente usados.

Los distintos tipos de aros para la nariz

El aro sin fin es una joya muy popular y es especial respecto a los demás aros porque pueden girarse completamente por dentro de la perforación. Un aro sin fin se abre y se cierra haciendo click en un extremo que se puede desajustar. De hecho, es más fácil hacerlo que describirlo. Como alternativa a los aros sin fin normales, en nuestra tienda también encontrarás el aro sin fin simple, para el que sólo tendras que apretar los extremos en direcciones opuestas para que se pueda abrir y cerrar, sin tener que manipular ninguna parte que se deba encajar a otra.

Las argollas se abren y cierran casi del mismo modo que los aros sin fin, sólo hay que tener en cuenta que la bola y el aro deben hacer click al abrirlos y cerrarlos. Como norma general, están diseñados de manera que hay dos pequeñas cavidades en la bola, para encajar en ellos los extremos de los aros. En nuestra tienda online también encontrarás argollas con la bola fija en unn lado, las llamadas argollas con bola a presión. Tal como con el aro sin fin, éstas también se deben abrir con un ligero giro. La bola quedará encajada completamente en el aro cuando éste esté cerrado.

Por último pero no menos importante, también existen los aro pequeño para la nariz en distintos colores, especialmente diseñados para el piercing en el ala de la nariz. Este tipo de joya no es adecuada para el piercing en el septum y se parece a la letra "C", aunque es un poco más cerrado que ésta. La apertura tiene generalmente una pequeña bolita que queda en la parte interior de la nariz y que sirve para evitar que la joya se caiga. A mucha gente le gusta este tipo de aro porque no hay que abrirlo ni cerrarlo, y una vez colocado en la perforación parece un aro normal. También puedes usar este aro si no te has hecho tu perforación en un estudio profesional, ya que lo puedes conseguir en varios grosores.