•  
    30 días para decidirte
    Recibe tus joyas y júzgalas por ti mismo/a
  •  
    Envío muy económico
    Los más económicos: sólo 1€
  •  
    Compra más
    Envío gratis para compras de más de 20€
  •  
    Atención al cliente
    Siempre a tu disposición vía e-mail
Argollas

Argollas para tus piercings

Encuéntralas en distintos colores y tamaños

40 artículo(s)

por página

40 artículo(s)

por página

  • Devolución hasta 30 días
    Recibe tus joyas y juzga por ti mismo/a
  • Trustpilot
    Más de 600 recomendaciones positivas ().
  • Atención al cliente
    Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros.

Aros en los piercings íntimos femeninos

Los aros son a menudo las estrellas de los piercings íntimos. Los aros clásicos son populares, prácticos y muy cómodos de llevar, y por esos son tantas las clientas que los llevan. Los aros son bastante parecidos a las herraduras, por lo que muchas veces la elección entre una y otra joya se basa únicamente en los gustos personales.

Los distintos tipos de aros

Existen muchos tipos distintos de aros, y cada uno de los cuales tiene ciertas características que los hace únicos. En algunos casos, un tipo de aro es el más apropiado para cierta perforación, mientras que en otros casos, varios tipos pueden cumplir la misma función. Todo depende de varios factores y de la persona que lleva la joya, de modo que no hay una norma que siempre se cumpla. Por eso, a continuación te explicamos algunas de las características de cada joya, para que tú misma puedas elegir el tipo de aro que se ajustará mejor a tu piercing.

Aros sin fin

El aro sin fin es a menudo una elección casi instantánea para las joyas íntimas, tanto porque son fáciles de llevar, como porque también su diseño es muy simple, y por lo tanto, no hay a penas contraindicaciones para llevarlos. Si ésta es la primera vez que compras una joya íntima, te sugerimos que pruebes el aro sin fin. Te sorprenderá lo fáciles que son de llevar, así que no te costará acostumbrarte a él. Más adelante podrás cambiar a una joya que se sienta más, pero al principio puede resultar algo demasiado intenso, así que un aro sin fin es la mejor opción para empezar. 

Argollas

Si, en cambio, estás acostumbrada a llevar aros en tus piercings íntimos, las argollas son una buena alternativa, que además puede añadir color a tu piercing íntimo y hacer que te sientas incluso más sexy. Si crees que una joya que se deba encajar en los dos extremos te va a suponer un problema, puedes optar por las argollas que tienen la bola fijada en uno de los extremos, sin que corra el riesgo de que se caiga. De este modo te será más fácil ponerla y sacarla cada vez que la quieras cambiar.

Distintos tamaños

Muchos de nuestros aros están disponibles en un gran rango de tamaños, para cubrir todas las necesidades. Tanto si estás buscando una joya discreta como un aro muy grande, encontrarás la joya que necesitas en nuestra tienda. Los posibles tamaños distintos para cada joya se mostrarán en el panel desplegable a la lado de la fotografía del producto. Sólo tendrás que elegir el tamaño que deseas.