Piercing en el clítoris

Información

Tiempo de curación: 4 - 8 meses
Grosor de la barra: 1,6 mm
Longitud: 10 mm
Dolor (1 - 10): 10

El piercing en el clítoris es un tipo de piercing, que pasa directamente a través del clítoris. Es por tanto un proceso demasiado doloroso, y por eso no se recomienda.

¿Por qué no hacerse un piercing en el clítoris?

Si el dolor extremo es algo que no te asusta, debes considerar si vale la pena correr el riesgo de perder la sensibilidad en el clítoris.
La razón por la que los perforadores no recomiendan este piercing es porque reduce la sensibilidad de la zona, y en muchos casos la pérdida es completa.

Las agujas para piercings están diseñadas para extraer un pedazo de piel cuando atraviesan el cuerpo para hacer el agujero. Por eso, al hacer este piercing íntimo en el clítoris se dañan muchas de las terminaciones nerviosas.

Esperamos que sigas nuestro consejo de no hacerte un piercing en el clítoris y encuentres otra alternativa que te produzca un efecto estimulante en tus relaciones sexuales.

 

Alternativas para el piercing en el clítoris

Hay una alternativa que la escoge el 99,9% de las mujeres que piensan primero en hacerse un piercing en el clítoris. Se trata del piercing en el prepucio del clítoris.
Con el piercing en el prepucio del clítoris, no hay riesgo de dañar las terminaciones nerviosas, que son extremadamente estimulantes. Si quieres saber más sobre el piercing en el prepucio del clítoris, haz click aquí.

Deja un comentario